VI. LA IDEA DEL HOMBRE

Una consideración básica en Cienciología es que el hombre es principalmente un ser espiritual, un thetán, una especie de alma, inmaterial e inmortal, que posee facultades y potencias ilimitadas. Este thetán toma posesión de un cuerpo material cuando llega al mundo.

Los thetanes estuvieron en una época atrapados en las cadenas del mundo material y perdieron el conocimiento de su verdadera esencia. En este aspecto, Cienciología recuerda a los movimientos gnóstico y neo gnóstico, que generalmente creen que las personas poseen un conocimiento perdido (a menudo secreto) de la existencia básica del hombre, y que su función es despertar esta conciencia espiritual y divina original, de manera que el hombre pueda incluso traspasar libremente el límite entre la vida y la muerte.

<*<Anterior<*<        >*>Siguiente>*>