IV. DE DIANÉTICA  A CIENCIOLOGÍA

Dianética era originariamente un método terapéutico relativamente limitado desarrollado por Hubbard. Se difundió ampliamente en 1950, cuando se publicó el libro de Hubbard que batió récords de venta, Dianética: La Ciencia Moderna de la Salud Mental. El objetivo de Dianética era liberar al hombre de sus experiencias traumáticas y de las imágenes mentales o engramas de las mismas, de manera que pudiera alcanzar un estado que Hubbard llama Claro. Casi inmediatamente, Dianética comenzó a expandirse hacia Cienciología, donde la metafísica y espiritualidad se acentúan. Se basaba en la idea de que el hombre es básicamente un ser divino, un thetán. Dianética se refería básicamente a los efectos de la mente sobre el cuerpo. La meta de Cienciología es devolver el thetán, que ha caído en el yugo de la ignorancia y la materia, una vez más a la conciencia de su verdadera naturaleza espiritual. Debe recordarse, sin embargo, que ninguna religión está completa en la etapa de su nacimiento, y que generalmente evolucionará durante décadas, o incluso siglos, hasta convertirse en una religión consciente de sí misma. Por ejemplo, el autoconocimiento teológico y la organización como creencia religiosa del cristianismo tardó varias décadas en concretarse. Sería injusto suponer que la Cienciología nacería en su forma final de manera inmediata.

<*<Anterior<*<        >*>Siguiente>*>