Cienciología:


su verdadera naturaleza

HARRI HEINO
catedrático de teología
Helsinki, Finlandia


Durante los últimos años, Cienciología ha sido tema de debate público en varias oportunidades, también en Finlandia. Contrariamente a lo que sucede en otros países, se ha dicho muy poco en Finlandia acerca de esta creencia religiosa. En este tratado, es mi propósito responder a la pregunta de si Cienciología es una religión, y las bases que me han llevado a esta conclusión.

I. NO EXISTE UNA DEFINICIÓN INEQUÍVOCA DE RELIGIÓN

Las religiones y la creencias religiosas constituyen tal multitud de fenómenos, que no ha sido posible para los científicos llegar a un acuerdo sobre una definición de religión. En la sociología finlandesa de la religión, se caracteriza a la religión en base a cinco aspectos, como lo enunciaron los estadounidenses Glock y Stark.

1. Un aspecto de experiencia (los sentimientos religiosos, las experiencias y visiones de la divinidad, etc.).

2. Un aspecto ideológico (las ideas acerca de Dios, la vida después de la muerte, la salvación).

3. Un aspecto ritual (la práctica privada y asociada a creencias de la religión, tales como la oración, la meditación, los servicios divinos, y las ceremonias religiosas correspondientes a las diversas etapas de la vida).

4. Un aspecto intelectual (un conocimiento de los contenidos de la creencia).

5. Los aspectos de las consecuencias (la salvación, la paz interior, el comportamiento correcto).

Generalmente, en todas las definiciones de religión se da por supuesto que existe una determinada idea de creencia que, al ser adoptada, llevará a una armonía con el significado más profundo de la vida en sí, ya sea que se trate de un dios individual, de un ser superior o del fundamento cósmico o ético de la vida. En segundo lugar, a una religión corresponden ciertos ritos y rituales y normas de comportamiento. En tercer lugar, una religión requiere un grupo de seguidores o miembros.

<*<Anterior<*<        >*>Siguiente>*>