II. IV. LA DIMENSIÓN DOCTRINAL Y FILOSÓFICA

En las culturas alfabetizadas en particular, las doctrinas pueden ser, en forma de proposiciones más o menos sistemáticas, el resultado de lo que inicialmente haya sido una narrativa. Por otra parte, o además de esto, dichas doctrinas se pueden derivar, cuando menos parcialmente, de fuentes filosóficas más generales. El contenido de esas creencias o doctrinas varía en gran medida de una religión a otra y abarca desde, por ejemplo, la doctrina de la Trinidad en el cristianismo, hasta las enseñanzas del hinduismo sobre el ciclo continuo de la muerte y el renacimiento a que están sujetas todas las criaturas; de los noventa y nueve nombres de Dios en el islamismo hasta las enseñanzas de Buda sobre las Cuatro Verdades Nobles acerca de la naturaleza del sufrimiento, la causa del mismo, la posibilidad de dejar de sentirlo y el camino que lleva a este resultado. En algunas religiones como el hinduismo, budismo, judaísmo, cristianismo e islamismo, existen escrituras en las que están registradas las narrativas o doctrinas religiosas.
 
 

<*~ <*~      ~*> ~*>