II. I. LA DIMENSIÓN PRÁCTICA Y RITUAL

Por lo general las religiones tienen prácticas características en las que participa la gente. La forma de dichas prácticas varía enormemente, y puede incluir actividades como el culto, predicación, oración, meditación, confesión, sacrificios, ofrecimientos, ritos de transición y otras ceremonias sagradas. En ocasiones, dichas prácticas pueden ser muy elaboradas y visibles en público, como la liturgia eucarística de la Iglesia Ortodoxa oriental o las ceremonias sagradas de las religiones aborígenes australianas. A veces, son mucho menos elaboradas y visibles, como las formas de meditación que se practican en el budismo o en las oraciones privadas, que son parte de diversas tradiciones religiosas. Utilizar el término "ritual" para describir dichas actividades no implica que exista una forma exacta y específica que deban asumir las prácticas, ni tampoco entraña que la gente realice dichas actividades simplemente por costumbre. Muchas formas de rituales contienen tanto aspectos exteriores (o visibles) como interiores (o no visibles).
 

<*~ <*~        ~*> ~*>