III. II. LA DIMENSIÓN NARRATIVA O MÍTICA

En los escritos de L. Ronald Hubbard sobre los orígenes del universo físico compuesto de materia, energía, espacio y tiempo (MEST, por sus siglas en inglés) es evidente que existe una dimensión narrativa o mítica. Según Hubbard: "La vida es un juego de libertades y limitaciones" (Cienciología 8-8008, pág. 141). A fin de tener un juego, los thetanes crearon el MEST, que les impuso algunas restricciones. Los thetanes luego se vieron progresivamente enmarañados en el MEST que habían creado y perdieron la conciencia de sus capacidades ilimitadas. El objetivo de Cienciología es permitir al thetán volver a descubrir estas habilidades ilimitadas. Esto implica borrar el contenido de lo que se denomina la "mente reactiva", la parte de la mente que registra lo que ocurre cuando uno está total o parcialmente inconsciente al sufrir un trauma físico o emotivo, como por ejemplo después de un accidente o cuando se está bajo los efectos de la anestesia. La percepción de todo lo que se dice o hace cerca de uno en esos momentos traumáticos se registra, según Cienciología, en la mente reactiva en forma de engramas.

Hubbard enseñó que se pueden acumular los engramas no sólo durante la vida actual de la persona, sino también en las vidas anteriores. En "¿Ha vivido usted antes de esta vida?" manifestó (pág. 1) que "en Cienciología se comprueba la existencia de vidas anteriores" y presentó diversas narrativas de individuos que relataron acontecimientos de sus vidas anteriores. En el prólogo de "Cienciología: una historia del hombre" escribió (pág. 1) que "es un recuento despiadado y objetivo de sus últimos sesenta billones de años". También informó (pág. 3) que cuando limitó su auditación a la vida actual de una persona, los resultados benéficos para la gente que sufre de enfermedades mentales y físicas fueron lentos y mediocres, mientras que cuando auditó "toda su línea temporal" (sus vidas anteriores inclusive), los resultados fueron rápidos y espectaculares. En su obra "Misión en el tiempo" (publicada originalmente con el título "Una Prueba del Recuerdo de la Línea Temporal Completa") menciona la ocasión en que fue marinero en Cartago cerca del 200 a.c. Señaló además (pág. 69) que "Sé con certeza en dónde he estado y quién he sido en los últimos 80 billones de años". También declaró que al auditar todas su trayectoria ha descubierto que han existido tipos repetitivos de sociedades y que, por ejemplo:
 

<*~ <*~        ~*> ~*>